}

domingo, 17 de noviembre de 2019

Πολυτεχνεἰο 17 de noviembre

La mayoría de los españoles saben poco o nada de la historia reciente de Grecia. Muchos saben quién era Pericles o Leónidas pero pocos que Grecia sufrió una guerra civil después de la II Guerra Mundial y, por supuesto, aún menos saben de la época de la dictadura griega. La dictadura griega, la Junta como ellos la llaman, duró del año 1967 al 1974. Grecia era una pieza más en el tablero para impedir que la entonces Unión Soviética tuviera un "amigo comunista" que le permitiera llegar al Mediterráneo.
La Junta, en su intento de controlar todos los aspectos de la política, había estado involucrada en sindicatos de estudiantes desde 1967, prohibiendo las elecciones estudiantiles en las universidades, reclutando a la fuerza a los estudiantes e imponiendo líderes no electos en los sindicatos de estudiantes en la Unión Nacional de Estudiantes.
Los disturbios comenzaron un poco antes el 5 de febrero, cuando los estudiantes de la Universidad Técnica decidieron abandonar sus clases. Una manifestación tuvo lugar el 13 de febrero  y la Junta violó el asilo universitario al ordenar que la policía interviniera. Once estudiantes fueron arrestados y llevados a juicio. Con motivo de estos eventos, el 21 de febrero, alrededor de tres a cuatro mil estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Atenas ocuparon el edificio en el centro de Atenas, exigiendo la revocación de la Ley 1347 que impuso un nuevo "reclutamiento", ya que 88 de sus compañeros de clase ya habían sido reclutados por la fuerza. Desde la azotea del edificio proclaman el siguiente juramento: "Nosotros, los estudiantes de las instituciones de educación superior, juramos en nombre de la libertad luchar hasta el final por la protección de: a) la libertad académica, b) el asilo universitario c)) la derogación de todas las leyes y decretos opresivos ". Se ordenó a la policía que interviniera y muchos estudiantes en las calles fueron sometidos a violencia policial, pero finalmente no violaron el asilo universitario. Los eventos en derecho a menudo se citan como precedentes del levantamiento de la universidad .

Resultado de imagen de πολυτεχνείο
Imagen de naftemporiki.gr
El 14 de noviembre de 1973, los estudiantes decidieron abandonar las clases y comenzaron las manifestaciones contra el brutal régimen militar. Los estudiantes que se autodenominaban "asediados libres" se fortificaron dentro del edificio de la escuela en la calle Patision y comenzaron a operar la estación de radio politécnica independiente. Las manifestaciones aumentaron, se levantaron barricadas y hubo numerosos disturbios. A las 3 de la mañana del 17 de noviembre, y mientras las negociaciones para la salida segura de los estudiantes del Politécnico estaban en progreso, el gobierno decidió intervenir con el ejército y uno de los tres tanques que se habían alineado fuera de la escuela destruyó la puerta central. En la entrada del carro, 2–3 estudiantes son aplastados detrás de la puerta. La Estación Politécnica de radio llamó a los soldados a desafiar las órdenes de sus superiores, y luego el locutor entonó el Himno Nacional Griego. La transmisión continuó incluso después de que el carro entrase en los terrenos de la escuela. Los estudiantes que se habían quedado se reunieron en el patio central, cantando el himno nacional. La caída de la puerta fue seguida por la entrada de una unidad de soldados armados. Condujeron a los estudiantes fuera de la universidad, a través de la puerta de la calle Stournari. Las fuerzas policiales que esperaban en las dos aceras de Stournari atacaron a los estudiantes. Muchos estudiantes encontraron refugio en edificios de apartamentos vecinos. Los francotiradores de la policía abrieron fuego. Los locutores de la radio continuaron emitiendo 40 minutos. Asciende a 23 el número de muertos reconocidos y 16 los no identificados.



Fue el detonante de la caída de la dictadura. En memoria de aquellos estudiantes cada año los griegos se manifiestan. El lema de aquellos muchachos era "pan, educación y libertad". El autor Petros Márkaris, conocido por su personaje del comisario Járitos, lo utilizó como título de uno de sus libros, con el que habla de la crisis económica reciente.

domingo, 8 de septiembre de 2019

Verano a la romana

Tengo absolutamente abandonado el blog. Supongo que el usar otras herramientas me ha hecho abandonar esta. Solo quiero constatar en esta ocasión los numerosos esfuerzos por hacer visible la presencia de los romanos en nuestro país. La mayoría de los yacimientos han mejorado considerablemente y en muchos hay visitas guiadas con todo tipo de actividades. Ese es el caso de Gijón, que tiene un conjunto de actividades que denomina así, "Verano a la romana".

Gijón merece una visita en lo que a sus restos romanos se refiere. En la propia ciudad se pueden visiar unas termas.
 Fuera de la ciudad es muy recomendable la visita a la villa romana de Veranes. Debo añadir que en el principado de Asturias todos los profesores tenemos visita gratuita.

Otro de los sitios que merece la pena visitar es Astorga. Su museo romano ha mejorado considerablemente. Ya permite hacer fotografías. Se puede además hacer una ruta romana, comprando conjuntamente la entrada de ambas cosas sale por cinco euros. Se pueden visitar una puerta romana, unas termas (menore)s, una sala de planta rectangular que anteriormente se creía que era el "aedes Augusti" y que ahora los investigadores creen que es una basílica (los folletos no están actualizados) y una parte de la cloaca. Se completa la visita viendo el pequeño fragmento de la casa del mosaico del oso y los pájaros. Os lo recomiendo.

lunes, 11 de junio de 2018

Balance del curso

Estamos cerrando el curso. Ha sido intenso y con cambios importantes tanto profesionales como personales. El blog se ha ido quedando relegado, ya no considero que sea una herramienta válida para las clases. Probablmente sea una equivocación mía, ya que veo a compañeros de diversas materias que siguen utilizando los suyos de manera habitual. Lo empecé en el mismo centro en el que ahora me encuentro, animada por el acceso a las nuevas tecnologías en la práctica docente. Pero, visto ahora, me parece que no lo usaba adecudamente. No dejaba de ser lo mismo de siempre, contar aquello que la falta de tiempo no me dejaba hacer en clase, pero en lo que los alumnos no eran más que meros espectadores.
Ahora encuentro más interesante que los alumnos tengan la capacidad de hacer. Por eso me he volcado en trabajar con el aula virtual. Todavía no está bien, este año he empezado desde cero, porque el año pasado no daba clase de latín y griego.
Pero este año también ha sido de reencuentro con las clásicas. Llevaba tres años sin destino definitivo, después de haber estado ejerciendo en Italia representando al estado español. En pago, volví y no tenía destino. Ya me había pasado antes, pero al curso siguiente volvía a estar en un puesto fijo. Esta vez han sido tres años. Se me han hecho bastante largos, pasando por algunos destinos que podría calificar... pero no lo haré.
 Este curso he estado provisionalmente en el IES Dionisio Aguado de Fuenlabrada. Un sitio que ya conocía y en donde me he sentido bien tratada. Con alumnos bastante buenos, algunos de ellos verdaderamente brillantes. Tal es así que decidía a presentar a una alumna de 2º de bachillerato al concurso Minerva de traducción de latín y con los de 1º participamos en "Yo conozco mi herencia ¿y tú?" quedando en un meritorio 5º puesto.
Ha habido momentos muy divertidos, otros conmovedores, como la graduación de 2º de bachillerato, en la que las alumnas de humanidades me mencionaron especialmente.
Pero el destino (las Moiras) no me ha sido propicio y, muy a mi pesar, me han dado un puesto definitivo en otro centro. Cuando en la última clase con todos los alumnos de primero presentes dije que me iba, vi en sus caras un brillo de tristeza. En ese momento, como otras muchas veces, pensé: " lo mejor de esta profesión son los alumnos". Gracias por todo.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Agón

Por fin he conseguido ver la exposición "Agón" en el Caixaforum de Madrid. La quitan el 15 de octubre. Merece la pena sobradamente. Lástima que no dure más tiempo. No da tiempo a organizar una visita con alumnos, dado que aún no tenemos listas definitivas. Solo con descuento para los clientes de la entidad bancaria, sino 4€. Las piezas son del British Museum y dejan hacer fotos. Toca volver con cámara.
Enfoca la competición desde varios puntos de vista: el mito, la guerra, los juegos,...
Como no tengo fotos propias (de momento), os dejo el video que han dejado para la prensa.




Añado dos fotos de la muestra. Un exvoto de una miniatura de rueda de carro con inscripción y una vasija con imágenes de entrenamiento.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Libros de texto

Después de cuatro años de no tomar decisiones de este tipo, ahora me encuentro con qué hacer con los libros de texto. La situación se agrava dado que hay diurno, nocturno y distancia y que la cultura clásica se la han asignado a una colega de francés que no sabe cómo enfrentarse a la asignatura. Y no, no tengo la definitiva en el centro. Sobre todo los alumnos de nocturno y distancia necesitan algo tangible. Pues he descubierto con cierto pavor que libros de griego en el mercado hay pocos. Yo soy muy partidaria del método Ἁθήναζε para griego, pero tengo que ponerme de acuerdo con mi compañera. Lamentablemente la editorial que menos me gusta es la primera en responder con muestras. Francamente, los libros de J.L. Navarro son de otra época. Les cambian las fotos, los decoran y añaden las programaciones actualizadas ( que no te proporcionan antes de decidir, por cierto) y ya está.
Esto en otras épocas se solucionaba con la tiza y mi voz pero los tiempos han cambiado mucho. ¡Resulta tan tentador aprovechar el trabajo maravilloso de otros compañeros como Ana Ovando y su niño griego! Me seguiré estrujando la poca materia gris que me queda un par de días más.