}

domingo, 19 de octubre de 2014

La groma (I)

La groma o gruma (por deformación, quizá vía el etrusco, de la palabra griega gnomon ( γνὠμων) que significaba “escuadra”) era el aparato de nivelación esencial de los agrimensores de la antigua
Roma.



Consistía en una pértiga vertical que soportaba en su extremidad superior un travesaño situado sobre un pivote: el travesaño podía así girar en el plano horizontal. Cada brazo del travesaño soportaba en su extremidad una plomada. La cual desarrolla una función palanca - senoidal.
Estaba compuesta por un pie de sustentación llamado “ferramentum” que se clavaba en el suelo y de cuatro puntas (“cornicula” dispuestas en un ángulo recto perfecto y que forman la cruz final (groma) de la cual colgaban cuatro hilos (nerviae) tensos con otros tantos contrapesos (pondera). El instrumento que enlazaba el “ferramentum” con la “groma” medía exactamente un pie romano (pes= 29.64 cm), la unidad base de longitud romana, cuyo patrón se custodiaba en el templo de Juno Moneta.
En el derecho romano la función de medir la tierras trazando las líneas para la construcción de la ciudad era originariamente una función sagrada ejercida por los augures. La leyenda recuerda como el asesinato de Remo por Rómulo se debió a la violación del trazado de los límites de la futura ciudad de Roma. Este aspecto sumado a la presencia de un dios que custodiaba los límites y las puertas que los romanos llamaban Jano, indica el carácter sagrado que los romanos atribuían a los límites. Cuando, con la laicización del derecho se pierde toda implicación religiosa, la labor pasó a técnicos laicos que son mencionados a veces como “metatores”, a veces como “finitores”, otras como “mensores” y finalmente como “gromatici”, del nombre usado para trazar las líneas rectas.

La groma servía para comprobar las alineaciones y la corrección de las direcciones perpendiculares. Por abuso del lenguaje, este término vino a designar el centro de un campamento militar romano o el foro en la fundación de una ciudad, o la intersección del cardo y del decumano, ya que el ángulo recto formado por las direcciones de estas dos arterias, era comprobado con la groma por los agrimensores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada