}

domingo, 14 de diciembre de 2014

La groma (y II)


En el derecho romano la función de medir las tierras trazando las líneas para la construcción de la ciudad era originariamente una función sagrada ejercida por los augures. La leyenda recuerda como el asesinato de Remo por Rómulo se debió por la violación del trazado de los límites de la futura ciudad de Roma. Este aspecto sumado a la presencia de un dios que custodiaba los límites y las puertas que los romanos llamaban Jano, indica el carácter sagrado que los romanos atribuían a los límites. Cuando, con la laicización del derecho se pierde toda implicación religiosa, la labor pasó a técnicos laicos que son mencionados a veces como “metatores”, a veces como “finitores”, otras como “mensores” y finalmente como “gromatici”, del nombre usado para trazar las líneas rectas.
En Ivrea se ha conservado la lápida de un agrimensor romano, L. Aebutius Faustus, importante porque en ella está reproducida la groma.
Se trata de una bella lápida de mármol blanco de 1.70m de alto x 0.60 de ancho, ya rota en 3 partes y después recompuesta y que, a juzgar por la forma elegante y regular de las letras, se puede considerar que es del s. I d.C. Se ignora el lugar en donde fue encontrada y que hoy se encuentra en el Museo Cívico Garda de la ciudad de Ivrea, recientemente reabierto.

El texto es el siguiente:

“[TR] IB CLAUDIA [L(VCIVS)] SEBVTIVS L(VCII) L(IBERTVS) [F] AVSTVS MENSOR SEXVIE SIBI ET ARRIAE Qvinti) L(LIBERTAE) AVCTAE UXORI ET SUIS ET ZEPYRE LIBET[AE] V(IVVS) F(ECIT)”.
“Tribu Claudia, Lucio Ebucio Fausto, liberto de Lucio, agrimensor, sexviro*, para si y para su mujer Arria Aucta, liberta de Quinto y para los suyos y para la liberta Zéfira la hizo estando vivo”

*sexviro: dedicado al culto al emperador.



Las inscripciones de época imperial, como esta, dan más datos que las de época republicana, y al estar el nombre en nominativo, como en este caso, va seguida de las letras VF o VSF, es decir, “vivus fecit” o “vivus sibi fecit”, siguiendo la costumbre romana de prepararse la lápida sepulcral de vivo.
Al mencionar que se trata de un miembro de la tribu Claudia, indica que no era un ciudadano eporediese, puesto que los ciudadanos de Ivrea estaban inscritos en la tribu Pollia. Sobre el lado superior izquierdo de la lápida falta la L inicial de Lucius, al estar algo deteriorada.
En la parte central de la lápida aparece un “subsellium”, especie de diván usado en los lugares públicos y reservado a los magistrados de rango inferior. Sobre el “subsellium” hay tallado un ·pulvinus” o cojín y a los dos lados los fasces lictores.

El espacio mayor de la lápida está cubierto por la reproducción del principal instrumento del agrimensor, o sea, la groma. Formada por dos brazos unidos en ángulo recto y cuyo punto de intersección era girable sobre un perno que estaba fijada a un asta unida a un pedestal, de manera que se hacía estar recto sobre el terreno. Al extremo de cada radio estaba fijada una guita con un peso, de modo que el “mensor” podía, siguiendo la línea visual determinada por las guitas, trazar con exactitud sobre el terreno las vías principales, el cardo y el decumano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada