}

miércoles, 8 de diciembre de 2010

El ejército romano

Roma conquistó y conservó un gran imperio con un ejército ( exercitus) relativamente reducido. Sólo el senado y el pueblo podían declarar la guerra y, antes de emprenderla, había que realizar ciertas ceremonias religiosas, a cargo del colegio de los “fetiales”, sacerdotes que también intervenían en la conclusión de tratados de paz.
El ejército sufrió sucesivas transformaciones, pero la unidad táctica que siempre le sirvió de base fue la legión (legio), cuya enseña era el águila (aquila) de plata, llevada por el soldado más valiente. La legión comprendía infantería ligera y pesada, caballería y máquinas de guerra.
1.1    COMPOSICIÓN DE UNA LEGIÓN
Formaban cada legión de 4.200 a 6.000 infantes (pedites) y 300 jinetes (equites). Los pedites se dividían en:
- 600 triarii  ( soldados de primer rango) organizados en 10 manípulos.
- 1.200  principes  ( soldados de  2º rango) que formaban 10 manípulos.
- 1.200 hastati ( soldados de tercer rango), que completaban otros 10 manípulos.
- 1.200 velites ( soldados de menor categoría).
La infantería se veía apoyada por otras fuerzas:
- Tropas aliadas formadas por soldados itálicos (socii)
- La caballería, organizada en turmae  de 30 jinetes.
- Tropas auxiliares ( auxilia), cuyos soldados no eran romanos ni itálicos.
La reforma de Mario ( siglo II-I a. C.)
El manípulo era insuficiente frente a enemigos que atacaban en masa y con gran empuje. La cohorte, es la unión de tres manípulos.  Su organización es la siguiente :
Legión = 6000 hombres, 1 legión = 10 cohortes
Cohorte = 600 hombres, 1 cohorte = 3 manípulos
Manípulo = 200 hombres, 1 manípulo = 2 centurias
Centuria = 100 hombres.
Antes de esta reforma sólo los propietarios podían ser soldados. Pero ya en esta época muchos de los pequeños propietarios habían venido a menos, aumentando el número de proletarios. Para los que aún podían mantenerse en sus posesiones, el servicio militar significaba la ruina; en cambio, para los que nada poseían el ejército era la solución de sus problemas. Se formó un ejército permanente y profesional.
Los socii desaparecen como fuerzas distintas y se integran en la legión. Los velites y la caballería no forman parte de la legión.
1.2    ARMAS
Bajo el reinado de Servio Tulio por primera vez se impone un tipo de uniforme general, compuesto por una cota de malla, un escudo redondo como el griego, además los romanos usaron la espada larga y pesada de los helénicos hasta el siglo III antes de Cristo aproximadamente. Hacia el siglo III también se difundió el uso de lanzas cortas, como la pilum, además del uso de corazas pesadas para los triatos y oficiales mayores, mientras que a los hastatos y principes de altos rangos y honores dentro de la legión se les fue otorgando una coraza ligera.  Los legionarios iban armados con un casco (galea) de bronce, una coraza (lorica) y un escudo (scutum), grebas y espada ( gladius).
Museo de Renania (Alemania). Reconstrucción del armamento
Un simple legionario menor, un veltie o un hastato pobre, vestían un uniforme compuesto por una cota de malla, la cual se empezó a fabricar a base de hojas de acero hacia la época de Claudio I. Con el paso del tiempo, los legionarios ligeros empezaron a dejar de lado las cotas, hacia la época de Trajano los legionarios romanos, pesados y ligeros y los oficiales portaban una coraza.
 La primitiva coraza de bronce macizo fue sustituida por otra más ligera - la loriga - , formada por pequeñas laminas de metal. Los soldados romanos, llevaban consigo todo lo necesario para subsistir, tanto las armas como los utensilios de cocina y su provisión de trigo para 15 días. Se los llamaba entonces impeditus (impedidos).Cuando iban a la batalla, dejaban sus bultos y eran expeditus, es decir listos para combatir. Cada legión portaba sus insignias particulares, que consistían en largas picas llenas de adornos y coronadas con la figura del águila.
Portaestandartes, legionario y general



1.3    LA DISCIPLINA
La disciplina es el factor que junto a su valor y excelentes dotes guerreras hicieron del romano un ejército victorioso y de gran poderío. Para cultivar esta disciplina se valían de:
•    Ejercicios, que además son entrenamientos: marchas, esgrima, natación, etc.Se confía a los centuriones
•    Trabajos y servicio interior. La ocupación constante es una buena forma de fomentar la disciplina. Los soldados debían construir y conservar el campamento, buscar y preparar la comida, hacer provisión de forraje, agua, leña, etc. También intervienen en la construcción de “viae”, obras hidráulicas, anfiteatros, etc.
•    Castigos. Eran duros y no sujetos a una ordenación clara. Iban desde los castigos capitales (que sólo imponían los comandantes en jefe) a la expulsión, degradación o separación temporal. Los centuriones podían imponer castigos corporales, en los que solían excederse.
•    Recompensas:
a)  Triunfo: Reservado a los generales victoriosos en una importante campaña exterior, con más de 5.000 bajas enemigas. Consistía en un sacrificio precedido de un cortejo, del que también formaban parte los vencidos de mayor importancia. El triunfador iba de pie en un carro con la toga picta y la corona de laurel. Le acompañaban sus hijos y sus soldados. Los soldados cantaban coplas a veces burlescas, alusivas a sus victorias.
El general vencedor recibía el titulo de imperator en el mismo campo de batalla.
b)   Ovatio: Era una especie de triunfo menor. El vencedor iba a caballo o a pie y llevaba la corona de mirto. Se inmolaba un cordero (ovis) en el capitolio.
c)   Supplicatio: Aunque era una rogativa a los dioses, podía ser también un premio durante la campaña
d)    Otras recompensas: Coronas, brazaletes, collares, placas, alabanzas públicas, etc.
1.4    EL EJERCITO DESPUÉS DE MARIO
Ni Pompeyo ni César reformaron nada esencial del ejército. Con César aumenta la importancia de los legados, que son sus lugartenientes y disminuye la de los tribunos.
Augusto realiza una serie de importantes reformas en el ejército:
-    El mando supremo corresponde al príncipe (Augusto), que delega en los legados.
-    El ejército sigue siendo permanente aún en tiempo de paz, precisamente para mantenerla.
-    Las legiones se diferencian de las anteriores en que se les incorporan de un modo permanente unidades auxiliares de caballería y de infantería. La mayoría de los soldados proceden de las provincias. Tras veinte años de servicios, al licenciarse, se les entrega dinero o tierras.
-    Para la defensa de la ciudad crea tres cohortes urbanas y otros tipos de guardias urbanos.
El emperador Septimio Severo aumenta los efectivos del ejército, les da mayor paga y la disciplina militar se relaja.

2 comentarios:

  1. Trataba de aclarar las dudas planteadas por el sr. Torres, nada más

    ResponderEliminar