}

domingo, 28 de octubre de 2012

28 de octubre de 1940

Hoy es fiesta nacional en Grecia, aunque no tendrán muchos ánimos de celebración. Está relacionada con la Segunda Guerra Mundial.
Cuando el 1 de Septiembre de 1939 Hitler entra en Polonia, Mussolini quería estar al mismo nivel y no ser un mero colaborador. Después de la invasión de Albania, necesitaba un motivo para entrar en Grecia. Comenzó entonces en Italia una operación de propagranda contra Grecia, mientras que paralelamente había comenzado  la realización de acciones provocadoras en Grecia,  como el vuelo de aviones italianos dentro del espacio aéreo griego, ataques de aviones a barcos griegos, como cumbre el torpedeo y hundimiento de crucero Eli en el puerto de Tinos, durante la celebración de la celebración del 15 de agosto. A pesar de la responsabilidad innegale de los italianos, el gobierno griego anunció que el barco fue hundido por un barco de" nacionalidad desconocida", con lo que mantenían su neutralidad.

Al amanecer del día 28 de octubre de 1940, el embajador italiano en Atenas, Emmanuel Grazzi, entregó a I. Metaxás un telegrama de Mussolini. Con este, el Duce buscaba que se permitiera el libre tránsito de los ejércitos italianos, que situarían puntos estratégicos sin especificar en territorio griego. Metaxás se negó con las palabras:  «Alors, c'est la guerre» (Bien, esto es la guerra). La respuesta al telegrama italiano es considerada por bastantes historiadores el resultado de la presión de la opinión pública, según otros una acción y decisión personal. Los historiadores actuales creen que la decisión de Metaxás era el resultada de la política exterior del gobierno, puesto que Grecia se estaba preparando durante años para un inminente ataque de las fuerzas enemigas. Esa negativa es la que se conmemora tal día como hoy.



En pocas horas comenzó la invasión italiana, mientras, Metaxás se dirigió al pueblo griego. El pueblo salió a la calle cantando canciones patrióticas y consignas anti-italianas, mientras cientos de voluntarios en todo el país, hombres y mujeres, se apresuraban hacia los cuarteles para alistarse. Incluso el lider encarcelado del ilegal partido comunista, Nikos Sajaridis, escribió una carta abierta pidiendo al pueblo que resistiera, a pesar de estar vigente aún el Acuerdo Ribbentrop- Molotov.
El frente tenía cerca de 150 kilómetros de extensión, se encontraba en una zona montañosa, la cadena del monte Pindo. Los griegos se enfrentaban aproximadamente a unos 85.000 italianos, divididos en varios cuerpos de ejército. Los griegos eran unos 35.000.
Lo que los italianos pensaron que iba a ser una victoria rápida no fue tal. Hubo combates muy duros, agravados por las condiciones naturales.
Hubo un estancamiento continuado, a pesar de las hostilidades, pues ambos oponentes eran demasiado débiles para lanzar nuevo ataque importante. Los griegos fueron aún más perjudicados por haber despojado de las fronteras septentrionales de armas y hombres para mantener el frente albanés; eran demasiado vulnerables a un posible ataque alemán a través de Bulgaria.
Los italianos, por su parte, querían lograr una victoria en el frente albanés ante el imperativo de la participación alemana, reunieron sus fuerzas para una nueva ofensiva con nombre en código "Primavera". Reunieron diecisiete divisiones contra trece griegas;  supervisadas por Mussolini personalmente para atacar el Estrecho de Kleisoura. El ataque duró desde el 9 al 20 de marzo pero no logró repeler a los griegos, ganando sólo en áreas limitadas. La batalla más importante de la "ofensiva de primavera", fue la de la colina 731.
Con el inicio del ataque alemán el 6 de abril, la situación cambió radicalmente. La supremacía aérea alemana causó grandes pérdidas en barcos griegos y británicos, mientras que la conquista de la Grecia continental, Creta y después la Wehrmacht marcó el final de las operaciones aliadas navales en el área hasta  la Campaña del Dodecaneso griego en 1943.
Si quieres escuchar el himno griego, pulsa aquí.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada