}

domingo, 21 de octubre de 2012

Hispania romana IV. Gea de Albarracín

Cada vez que nos hablan de un acueducto pensamos en algunos famosos como el de Segovia, con sus arcos destacando en el horizonte.  Pero no siempre los romanos construyeron acueductos de la misma manera. El acueducto de Gea de Albarracín (Teruel) no se ve a simple vista y llama la atención por la cantidad de kilómetros conservados.
El acueducto romano, que partiendo de las proximidades de Albarracín llegaba hasta Cella, es sin duda una de las obras públicas hidráulicas más importantes de la Península Ibérica, realizada en el s. I d.C. En el viaje desde Albarracín a Teruel se pueden ver oquedades en las paredes de piedra, especialmente a partir del castillo de la Santa Croce
Este acueducto de casi 25 kms. de recorrido, discurre inicialmente junto al río Guadalaviar y su finalidad era el suministro de agua al núcleo urbano de la ciudad romana que existió, desde el s. I.aC., en la actual Cella.
A lo largo de todo el recorrido del acueducto existen 7 tramos adaptados para la visita con explicaciones. Con motivo de la expo de Zaragoza se construyó un centro de acogida de visitantes del acueducto en Gea de Albarracín. Ahora mismo su gestión es privada y sólo es visitable los fines de semana si no es en vacaciones de verano.

En total, de sus casi 25 kms, fueron excavados en la roca 9 kms; estas galerías subterráneas, en ocasiones a unos 60 metros de profundidad respecto de la superficie, por ejemplo desde Gea de Albarracín y hasta antes de aflorar a la superficie cerca de Cella, poseen pozos de ventilación y lumina –ventanas para extraer los escombros durante la construcción del acueducto y después para realizar las tareas de la limpieza del mismo, retirando limos, ramajes y residuos-.  Cuando el acueducto transcurría subterráneamente se realizaban putei, es decir, pozos de ventilación por los que entraban los trabajadores y por los que con poleas se extraían los escombros durante la construcción y los limos y maleza acumulada por el acueducto en su uso.


El tramo del "Barranco de los Burros" es de un paisaje espectacular, da un giro para salvar el barranco y seguir la curva de nivel. A continuación unas imágenes del canal por el que circulaba el agua y de uno de los túneles.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada