}

domingo, 17 de noviembre de 2019

Πολυτεχνεἰο 17 de noviembre

La mayoría de los españoles saben poco o nada de la historia reciente de Grecia. Muchos saben quién era Pericles o Leónidas pero pocos que Grecia sufrió una guerra civil después de la II Guerra Mundial y, por supuesto, aún menos saben de la época de la dictadura griega. La dictadura griega, la Junta como ellos la llaman, duró del año 1967 al 1974. Grecia era una pieza más en el tablero para impedir que la entonces Unión Soviética tuviera un "amigo comunista" que le permitiera llegar al Mediterráneo.
La Junta, en su intento de controlar todos los aspectos de la política, había estado involucrada en sindicatos de estudiantes desde 1967, prohibiendo las elecciones estudiantiles en las universidades, reclutando a la fuerza a los estudiantes e imponiendo líderes no electos en los sindicatos de estudiantes en la Unión Nacional de Estudiantes.
Los disturbios comenzaron un poco antes el 5 de febrero, cuando los estudiantes de la Universidad Técnica decidieron abandonar sus clases. Una manifestación tuvo lugar el 13 de febrero  y la Junta violó el asilo universitario al ordenar que la policía interviniera. Once estudiantes fueron arrestados y llevados a juicio. Con motivo de estos eventos, el 21 de febrero, alrededor de tres a cuatro mil estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Atenas ocuparon el edificio en el centro de Atenas, exigiendo la revocación de la Ley 1347 que impuso un nuevo "reclutamiento", ya que 88 de sus compañeros de clase ya habían sido reclutados por la fuerza. Desde la azotea del edificio proclaman el siguiente juramento: "Nosotros, los estudiantes de las instituciones de educación superior, juramos en nombre de la libertad luchar hasta el final por la protección de: a) la libertad académica, b) el asilo universitario c)) la derogación de todas las leyes y decretos opresivos ". Se ordenó a la policía que interviniera y muchos estudiantes en las calles fueron sometidos a violencia policial, pero finalmente no violaron el asilo universitario. Los eventos en derecho a menudo se citan como precedentes del levantamiento de la universidad .

Resultado de imagen de πολυτεχνείο
Imagen de naftemporiki.gr
El 14 de noviembre de 1973, los estudiantes decidieron abandonar las clases y comenzaron las manifestaciones contra el brutal régimen militar. Los estudiantes que se autodenominaban "asediados libres" se fortificaron dentro del edificio de la escuela en la calle Patision y comenzaron a operar la estación de radio politécnica independiente. Las manifestaciones aumentaron, se levantaron barricadas y hubo numerosos disturbios. A las 3 de la mañana del 17 de noviembre, y mientras las negociaciones para la salida segura de los estudiantes del Politécnico estaban en progreso, el gobierno decidió intervenir con el ejército y uno de los tres tanques que se habían alineado fuera de la escuela destruyó la puerta central. En la entrada del carro, 2–3 estudiantes son aplastados detrás de la puerta. La Estación Politécnica de radio llamó a los soldados a desafiar las órdenes de sus superiores, y luego el locutor entonó el Himno Nacional Griego. La transmisión continuó incluso después de que el carro entrase en los terrenos de la escuela. Los estudiantes que se habían quedado se reunieron en el patio central, cantando el himno nacional. La caída de la puerta fue seguida por la entrada de una unidad de soldados armados. Condujeron a los estudiantes fuera de la universidad, a través de la puerta de la calle Stournari. Las fuerzas policiales que esperaban en las dos aceras de Stournari atacaron a los estudiantes. Muchos estudiantes encontraron refugio en edificios de apartamentos vecinos. Los francotiradores de la policía abrieron fuego. Los locutores de la radio continuaron emitiendo 40 minutos. Asciende a 23 el número de muertos reconocidos y 16 los no identificados.



Fue el detonante de la caída de la dictadura. En memoria de aquellos estudiantes cada año los griegos se manifiestan. El lema de aquellos muchachos era "pan, educación y libertad". El autor Petros Márkaris, conocido por su personaje del comisario Járitos, lo utilizó como título de uno de sus libros, con el que habla de la crisis económica reciente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario