}

domingo, 27 de noviembre de 2011

Calígula y sus naves

En esta última semana revisaba con los alumnos de Latín II el tema de historiografía. Siempre me ha parecido que Suetonio era una lectura divertida según los criterios actuales, por su toque escandalizador. Releí entonces un fragmento de la vida de Calígula
"Construyó también galeras libúrnicas con diez filas de remos, con las popas adornadas con priedras preciosas, con velas de varios colores, en las que había termas, pórticos, comedores de gran amplitud e incluso gran variedad de viñas y árboles frutales, para costear en ellas el litoral de la Campania, sentándose a la mesa de día en medio de danzas y conciertos...(cap XXVII,  Vida de Calígula, trad. de Vicente López Soto).
Las que describe Suetonio eran palacios flotantes para costear la Campania. De un lujo impresionante. De las que si sabemos algo más son las que fueron descubiertas en el lago Nemi.
El lago Nemi está a 316 metros sobre el nivel del mar, es el cono de un volcán, relativamente cerca de Roma, próximo al lago Albano y la villa papal de Castel Gandolfo.Un lugar que aún en verano está verde y fresco.



En el lago Nemi estaba la villa de Caligula, en donde fueron recuperadas dos grandiosas embarcaciones entre los años 1929 y 1931. El lago tenía una aliviadero o desagüe, que regulaba el nivel de las aguas. En su orilla occidental las dependencias de la villa tenían un Santuario dedicado a Diana.
Desde la Edad Media los habitantes de la zona relacionaban el lago con Calígula y se habían encontrado algunas piezas de plomo. El primero que intentó encontrar algo fue el cardenal Colonna en 1446, que tuvo buceadores que encontraron una de las naves en el fondo, pero no pudieron sacarla a la superficie.


Hubo algunos intentos más a lo largo de la historia, hasta que en 1926 se retomó el asunto y se creó una comisión de estudio. El método mejor para hacer emerger las naves era bajar el nivel del lago, y así se hizo por orden de Mussolini. Fue necesario revisar el aliviadero de época etrusca y finalmente el 28 de marzo de 1929 se pudo ver la estructura de la primera nave. Para guardarlas se edificó el Museo delle Navi Romane, hecho con las medidas justas para que las naves cupieran.
La noche del 31 de mayo al 1 de junio de 1944 con la retirada de las tropas alemanas hubo un incendio que las destruyó. Sólo algunas piezas se salvaron por estar en el Museo Nacional. Actualmente se reproducen modelos a escala. En el Museo de Nemi se conservan las reproducciones de algunas piezas pero también originales como fragmentos de suelo, de gran lujo.


Fragmento de pavimento de la primera nave

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada