}

martes, 25 de febrero de 2014

Eporedia (I)


El nombre de Eporedia es de origen celta. En el 143 a. C. Los salassos luchan contra los romanos de Apio Claudio Pulcro, que pierden 10.000 hombres, para el horror de los generales y del Senado de Roma.
Pero en el 140 a. C. los romanos se impusieron a los salassos que dejaron 5.000 muertos en el campo de batalla. En el año 100 a.C. los romanos, con Cayo Mario y Valerio al frente fundan Eporedia (Ivrea), desde ese momento la comarca del Canavese entra definitivamente en el área de influencia romana y entra en su historia. En el año 25 a.C. Varrón Murena derrota definitivamente a los salassos en una batalla en la confluencia de los ríos Dora Baltea y Buthier, en el mismo año y en el mismo lugar surge Augusta Pretoria (Aosta).

 
Se menciona a la ciudad en las cartas de Cicerón (Fam. 11.20).. También fue mencionada por Estrabón (4.6.7), Veleyo Patérculo( 1.15)  , Plinio (3.17; 21.20)   y Ptolomeo (3.1.34);  y es  citada por Tácito (Hist. 1.70) entre los municipios transpadanos.
 
Los edificios públicos y privados que había en la Ivrea romana (Eporedia) han sido casi destruidos del todo a lo largo de los siglos, para dejar sitio a palacios, iglesias y diversas estructuras. Sin embargo quedan algunas huellas que nos permiten reconstruir Eporedia.
 
Al coronar la subida de la calle que va hacia la catedral es posible observar los restos de muro que dan testimonio de la presencia en esta zona del teatro romano. Se levantaba en el propio centro de la ciudad, a poca distancia del cruce entre el decumano y el cardo máximo y fue probablemente edificado en el s. I d.C.
El teatro de Eporedia apareció a principios de 1800 durante algunas obras de restructuración y  fue posible conocer la situación precisa y dimensiones. Con el paso del tiempo fue demolido en su mayor parte y  la zona sobre la que se levantaba fue recubierta para permitir la construcción de casas, en cuyas bodegas es todavía posible ver losas de piedra que pertenecían a las gradas del teatro. Las calles adyacentes a las casas han sido construidas sobre las ruinas del teatro y han mantenido un trazado curvilíneo.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada