}

jueves, 12 de junio de 2014

Camino de la Galia (III). Augusta Praetoria


En el Valle de Aosta en época prerromana existía una red viaria primitiva, formada por senderos, que al final de la época prehistórica permitían el comercio y las relaciones culturales a través de los valles alpinos. Todavía hoy en día hay una Vía de los Salassos, que va a una altitud mayor que el correspondiente itinerario romano. La vía consular de las Galias, una obra de ingeniería de altísima calidad, la primera obra pública que realizaron los romanos y que en gran medida conformó el territorio para la expansión política y militar romana. La vía atravesaba el territorio valdostano  viniendo desde Eporedia (Ivrrea), pasando por Donnas y llegando a Augusta Praetoria (Aosta), para a continuación bifurcarse en dirección a los Alpes Grayos (Iter per Alpes Graias a Lugduno usque ad Mediolanum per vias Romanas in Itinerario Antonini describitur sub titulo "A Mediolano per Alpes Graias Vienna"), por el pequeño San Bernardo y a los Alpes Peninos por el Gran San Bernardo.

El rectángulo característico de la ciudad de Aosta (Augusta Praetoria) se deriva de los límites naturales marcados por la ladera norte de la montaña, al este por el Buthier y al sur por el Dora Baltea. El decumano máximo constituía el  eje principal de la ciudad, y el cardo máximo cruzaba en ángulo recto a unas tres cuartas partes de su longitud al oeste, lo que correspondió con una descentralización del foro.



 


1.Puente sobre el torrente Buthier; 2. Arco en honor a Augusto; 3. Muralla; 3a. Puerta Pretoria; 3b. Puerta Decumana; 3c Puerta Principal Izquierda; 3d. Puerta Principal Derecha; 4. Foro con criptopórtico; 5. Teatro; 6. Área funeraria; 7. Villa de la Consolata




 
El arco, que se caracteriza por su imponente solemnidad, típica de finales del período republicano, es  un arco de medio punto, de unos 9 m de ancho. Los pilares que lo sustentan en las cuatro esquinas presentan semi-columnas de base ática coronadas por capiteles corintios, las mismas que dividen las fachadas y los lados. Originalmente, estas superficies se vieron interrumpidas por relieves que hacían referencia a los trofeos que se colocaron en los cuatro nichos de la fachada. Un entablamento dórico con triglifos y metopas cierra la parte superior del monumento desde hace siglos, en el cual se colocaría, en letras de bronce, la inscripción dedicatoria. En la Edad Media el arco se llamó "Saint-Vout" por una imagen del Salvador que se había colocado y que más tarde fue sustituida por el Crucifijo. En 1716, el Conseil des Commis decidió proteger el monumento de la infiltración de agua, cubriéndolo con tejado de pizarra. El arco fue restaurado entre 1912-1913; al cavar un agujero en las proximidades en torno al 1900, salieron a la luz dos grandes letras de bronce dorado, probablemente pertenecientes a la inscripción dedicatoria.

PUERTA PRETORIA

La puerta pretoria era la mayor de las puertas de Augusta Praetoria (Aosta) . Entre dos edificios se encuentra en un doble muro con tres arcos separados por una plaza de armas; pasando por debajo de los arcos estaba la  calzada central, mientras que  los arcos laterales estaban destinados a los peatones. Las aberturas externas podían ser cerradas por una puerta de la que siguen siendo visibles los espacios para las bisagras. La puerta está hecha de grandes bloques de roca conglomerada; el frente exterior oriental aún conserva parte del revestimiento de mármol gris-verde (variedad de mármol Aymavilles), mientras que los restos del entablamento tallado y de las  cornisas de los  arcos son de mármol blanco. Para tener una idea del enorme tamaño de la puerta, uno de los más bellos edificios de este tipo y en buenas condiciones, no hay que olvidar que el suelo de la ciudad romana se encuentra en un nivel de aproximadamente 2,60 m por debajo del pavimento actual.
 
 
Durante la Edad Media, los señores de Quart tomaron posesión de la puerta (Porta Sancti Ursi) y de las dos torres que la flanqueaban para convertirla en una vivienda fortificada. Por encima de los arcos de la pared este del muro, en la antigua calzada, se construyó una capilla dedicada a la Santísima Trinidad. Hasta el siglo XVIII una serie de edificios  obstruían los arcos centrales y del sur, y el único acceso a la ciudad se hacía por el paso norte: esto explica porqué el eje vial ha cambiado, orientándose en consecuencia hacia el norte.
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada