}

domingo, 2 de septiembre de 2012

Hispania romana III. S. Andrés de Teixido


Cada vez se descubren más restos romanos en la Península. Normalmente suelen estar perfectamente  señalizados y abunda la información acerca de ellos. Esta vez no. Me he encontrado con una calzada romana en S. Andrés de Teixido, de la que nadie sabe darme razón ni yo he encontrado más información.
El santuario de San Andrés de Teixido (también conocido por San Andrés de "Lonxe" o San Andrés "Do cabo do mundo" se encuentran a unos 12 kilómetros de Cedeira (A Coruña) en medio de la sierra "Da Capelada" al borde de la costa de Ortegal. Se halla escondido entre las rocas y los bosques, en una zona de escarpada orografía. El lugar está protegido de los temporales, gracias al abrigo de los afilados acantilados y su situación, sin duda, es la característica de los promontorios celtas, que buscan los espacios mágicos que penetran en el mar.


Se trata de un lugar alucinante donde las historias y el rugir del viento y mar nos hacen ver imágenes increíbles y fascinantes. Son muchas las leyendas que sobre este lugar se han ido perpetuando en el tiempo. Dicen en esta tierra que se ha de llegar en vida a visitar a San Andrés en Teixido ( “ vai de morto o que non foi de vivo”)y temen que al llegar la última hora, no exista descanso para los mortales de mala condición que en su inmensa incredulidad y rebeldía no hayan ofrendado al Santo con, al menos, una visita al santuario. En mi caso no era la primera vez. Sobre las tradiciones, la romería y el lugar de S. Andrés de Teixido pueden encontrar información en la red.

Milladoiro

Encontré propaganda de un restaurante que se llamaba "Calzada romana", pensé que ese nombre debía responder a algún resto y buscando el restaurante me encontré con un trozo de calzada en latitud 43:41:19.7930000.



No pongo el mapa de google porque la resolución es mala. Si alguien tiene más detalles, le ruego que me lo haga saber. Sólo sé que se ha utilizado en la peregrinación a s. Andrés durante siglos y que ahora, con las carreteras había caído en el olvido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada